Yoga y Meditación para tratar la Migraña

El Yoga y la Meditación son excelentes herramientas que te ayudaran a alejar las migrañas de tu vida.

La migraña es un síndrome (un conjunto de síntomas) provocados por una hipersensibilización cerebral. Es frecuente sufrir fuertes dolores de cabeza, fotofobia, visión de luces parpadeantes (aura), fatiga y vómitos.

Para evitar llegar a desarrollar estos síntomas es vital conocer y relajar el cuerpo y la mente. Y para ello el yoga y la meditación son excelentes herramientas que te ayudaran a alejar las migrañas de tu vida.

Yoga

El Yoga es un excelente ejercicio para los migrañosos, puesto que los ejercicios de alta intensidad pueden desencadenar una crisis. De hecho, hay estudios que demuestran como las personas que realizaban Yoga tenían menos crisis y menos dolorosas que aquellos que no practicaban.

Esta disciplina ataca los síntomas desde la prevención y te ayuda a ensanchar tus límites físicos y mentales. Si los tratamientos convencionales no dan resultado, probar un enfoque alternativo puede abrirte las puertas de una vida sin dolor.

Son especialmente beneficiosas las posturas invertidas, de equilibrio y las torsiones, ya que nos provocan un aumento de la circulación sanguínea, liberando la tensión del cuerpo y dándonos un nuevo punto de vista vital.

Meditación

Las personas que tienen migraña son unas grandes amantes del control y precisamente esta disciplina tienen como objetivo todo lo contrario: el dejar ir. La meditación te permitirá así dejar de centrarte en tu cuerpo y focalizarte en tu mente. Las personas que sufren migraña tienen pensamientos ping-pong que rebotan una y otra vez dentro de su cabeza hasta que al final acaban desembocando en una dolorosa crisis. Mediante visualizaciones, conciencia plena o contar las respiraciones se consigue parar esos pensamientos ping-pong antes de que acaben en un fuerte dolor.

Al igual que con el yoga existen estudios que demuestran que la meditación reduce la frecuencia del dolor de cabeza. Si al finalizar tu sesión de yoga y meditación realizas unos ejercicios de pranayama (ejercicios de respiración) complementarás aún más sus beneficios. Ejercicios en los que se alternan las fosas nasales para inspirar y espirar mejorará la interconexión entre tus dos hemisferios cerebrales y te equilibrará.

Para dominar todas estas técnicas es muy necesaria la guía de un profesor experimentado. ¿Qué esperas? ¡Visítanos y uno de nuestros instructores te guiara por el camino del Bikram Yoga!

Fuente: http://www.aomm.tv