Yoga significa unión: Deja que el Bikram yoga te una con la vida que estás creando

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Lo que se suele exigir para practicar este yoga con seguridad es que la mujer ya practicará el bikram yoga por lo menos un año antes del embarazo (es lo que señalan en la web oficial del Bikram yoga, en otros lugares exigen tan solo seis meses).

Son bien conocidos los beneficios del yoga durante el embarazo, que preparan cuerpo y mente para el parto y nos mantienen saludables y activas durante el embarazo. Sin embargo, el yoga tradicional no somete a quienes lo practican a temperaturas elevadas.

Eso, que podría no suponer ningún impedimento en cualquier otra etapa, durante el embarazo no es la situación idónea. Les recordamos las recomendaciones generales para realizar ejercicio durante el embarazo de manera segura. Uno de esos consejos era:

Mantenerse frescas, no salir durante los días más calurosos en las horas centrales del día. Los entornos que aumentan más de 3′5 grados centígrados la temperatura corporal de la futura mamá pueden ser peligrosos, ya que la sangre es enviada en mayor cantidad a la piel en un intento de reducir la temperatura, por lo que el feto recibe menos riego. Los días de climatología extrema se pueden optar por hacer ejercicio dentro de casa, en el gimnasio o caminar por lugares acondicionados.

Además, 90 minutos probablemente es un tiempo excesivo durante la etapa final de la gestación, donde conviene hacer ejercicio moderado y parar cuando se necesite (por cansancio, ir al baño, calambres…

Debemos controlar el tiempo de ejercicio para que no resulte escaso ni excesivo según las indicaciones médicas y lo que nos dicte nuestro propio cuerpo y bienestar. Al final del embarazo, cuando se hace más compleja la actividad física, es recomendable (y muchas veces necesario) reducir el tiempo de la sesión de ejercicio y, para compensar, realizar más sesiones al día.

Parar cuando sea necesario. En cuanto se note un cansancio excesivo o alguna molestia física, hay que hacer una pausa en el ejercicio hasta recuperarse. Si las molestias no cesan o son importantes, detenerse por completo y acudir al especialista para que determine sus causas.

Restricciones para embarazadas: lo que nos dice el creador del método

He echado un vistazo a la web oficial del “método” y los responsables se curan en salud cuando hablan de la práctica del bikram yoga en embarazadas, señalando que lo pueden realizar si se practicaba al menos un año antes del embarazo, bajo su propia responsabilidad (por el tema de la temperatura).
Insisten especialmente en que se informe al médico para que éste dé su consentimiento o no, y que sigamos sus recomendaciones. También recomiendan la no realización del ejercicio en los embarazos de alto riesgo.

Además, incluyen una serie de variaciones en determinadas posturas que no serían adecuadas durante el embarazo realizado al modo habitual.
Así mismo, indican que la mujer puede llevarse un termómetro a las sesiones para ir controlando el aumento de su temperatura y evitar de ese modo riesgos.

Los testimonios de las mujeres embarazadas que lo practican, lejos de despejar dudas, confirman mis sospechas. Una de ellas señala que cuando sentía sobrecalentamiento, salía de clase, dejaba correr agua fría por muñecas y codos, se enfriaba y siempre era capaz de volver rápidamente a clase y terminar la sesión de yoga.
Otra estudiante indica que a ella “la colocaban” al final de la habitación junto a una ventana abierta para que estuviera ventilada. También esperaba ahí, junto a la ventana, sin realizar ejercicio hasta que empezaran las posturas que le irán realmente bien (es decir, que hay otras posturas que no).

Recomendaciones a la hora de practicar el Bikram

  • Asegúrate de decirle al maestro que estás embarazada antes de empezar la clase.
  • El calor moderado es bueno desde el principio, pero debes escuchar a tu cuerpo y hacer lo que te pide.
  • Colócate cerca de la puerta y si tienes necesidad de abrir la puerta o salir, hazlo.
  • No hagas las posturas que presionan tu diafragma – Frente a la rodilla de pie, Frente a la rodilla con piernas separadas y Conejo.
  • Dobla tus rodillas si necesitas al salir a las posturas, sobre todo en los doblamientos de espalda hacia atrás.
  • En todos los doblamientos hacia delante, separa tus piernas.
  • Todas las posturas de fortalecimiento de la columna en el piso se modifican por las posturas de embarazo.
  • Durante los Savasanas de piso, relájate de lado en lugar de boca arriba.

Practicar Bikram Yoga durante el embarazo es sano tanto para la madre como para el bebé. ¡No te pierdas esta oportunidad!

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario