¿Cuánto peso pierdes durante el Bikram Yoga?

La práctica del Bikram Yoga es agotadora en sí misma, y los yoguis de Bikram, en general, pueden esperar perder peso, tanto en el corto plazo, debido a la pérdida de agua, como a largo plazo, como resultado de la quema de calorías.

Pérdida de agua

Los yoguis de Bikram sudan mucho, tanto que se requieren toallas encima de las esteras pegajosas para no resbalar. Los instructores de Bikram a veces utilizan el término "estar jugoso" para referirse a la humedad y a los factores de sudor, así como a la forma en la que el yoga caliente facilita la flexibilidad de las articulaciones. Los yoguis que se pesan antes y después de una clase de Bikram suelen notar una diferencia de 1 a 3 libras, que es, en su mayoría, pérdida de agua. Como resultado, los profesores animan a los estudiantes a hidratarse con un cuarto de galón de agua, aproximadamente, dos horas antes de la clase y volver a hidratarse generosamente después de la clase para reemplazar los líquidos perdidos.

Pérdida de peso

El número de calorías que quemas en una clase de Bikram yoga varía en función de la intensidad de tu práctica, pero el sitio web Women's Health estima que puedes quemar hasta 900 calorías en una clase típica de 90 minutos. Ya que 1 libra de peso corporal representa 3.500 calorías, puedes, teóricamente, perder 1 libra por semana practicando Bikram yoga cuatro veces por semana. Además, varias poses de la serie de Bikram, incluyendo las posiciones del conejo, del árbol y la posición fija y firme, requieren una compresión de la barbilla hacia el pecho, que se dirige a las glándulas tiroides y paratiroides. Según la teoría de Bikram, la compresión estimula y regula el ritmo metabólico, fomentando la pérdida de peso, si ese es tu objetivo.

Consideraciones

Para facilitar la pérdida de peso mediante la práctica del yoga caliente, presta atención a tu dieta y ten cuidado de no consumir calorías adicionales para compensar el esfuerzo físico. No ingieras alimentos en las tres horas antes de la clase, porque además de causar potenciales molestias digestivas y dificultar tu capacidad para realizar las posturas, la demanda de un estómago lleno desvía el flujo de sangre al resto del cuerpo, lo que disminuye tu potencial rendimiento. Si tienes que ingerir algo antes de la clase, elige algo ligero y fácil de digerir, como frutas, algunas nueces (nuts), pan integral o galletas.