Asanas del Bikram Yoga que te ayudarán a mejorar la digestión

Muchas son las causas que pueden generar que nuestra digestión se vea afectada, por ejemplo una de las principales es el estrés, el ritmo acelerado de la vida que llevamos, junto a una serie de condiciones físicas también que pueden entorpecer el proceso digestivo. Para conseguir una buena digestión puedes optar por estas sencillas poses de yoga diseñadas para estimular el tracto digestivo.

Estas poses del yoga pueden ayudarte a mejorar la digestión ya que estimulan el sistema digestivo y son realmente formas naturales de tratar la indigestión.

Tanto la respiración profunda como los ejercicios aeróbicos pueden ser una excelente manera de conseguir una buena digestión, ya que estos estimulan la contracción natural de los músculos intestinales ayudando a mover los alimentos a través del intestino con movimientos rítmicos”, según señala un estudio publicado por la Harvard Health Publications.

Bhujangasana

(Posición de la Cobra):

Aumenta la flexibilidad y la tonificación de los músculos de la espalda. Ayuda a aliviar y prevenir el dolor de espalda baja. Rejuvenece los nervios de la columna enriqueciéndolos con sangre oxigenada. Se realiza con una flexión suave hacia atrás, muy benéfica para aliviar los trastornos digestivos y estimular la zona abdominal.

Dhanurasana

(Posición del Arco):

Aumenta la fuerza y el equilibrio. Reduce la grasa abdominal y fortalece los músculos abdominales. Abre el diafragma y expande la región del pecho mejorando las condiciones respiratorias. Desarrolla equilibrio y armonía interior.

Supta-Vajrasana

(Posición Fija y Firme):

Reduce los problemas ciáticos, artritis, várices y reumatismo en las piernas. Adelgaza y tonifica los muslos, afirma las pantorrillas y fortalece el abdomen. Fortalece y aumenta la flexibilidad en la espalda baja, rodillas, y tobillos.

Janushirasana-con-Paschimotthanasana

(Frente a la Rodilla con Estiramiento):

La posición de frente a la rodilla ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre y el metabolismo. Fortalece y estira los tendones detrás de la rodilla. Alivia la compresión de la columna y ciática. Esta posición en especial además de ayudar a mejorar la digestión también puede estimular el funcionamiento del hígado, los riñones y el bazo incluido, es ideal también para tratar padecimientos como el estreñimiento y consiguiendo una evacuación suave y saludable.

Fuente:/Agencias